Gastroenteritis: problema frecuente.

Es sabido que en el verano (aunque también ocurren en otras épocas del año) son frecuentes los brotes de diarrea. Es importante que la familia esté informada del tema.

La diarrea aguda es una causa importante de enfermedad sobre todo en los países del tercer mundo. Los niños pueden presentar 1 – 2 episodios severos durante los primeros 3 años de vida. Las vías de infección más frecuentes son las que permiten la llegada del germen al intestino.
La gran mayoría de las diarreas son producidas por agentes virales, siendo el ROTAVIRUS el más frecuente.
Los niños presentan deposiciones más frecuentes, líquidas y a veces pueden aparecer moco y/o sangre. También pueden presentar fiebre, vómitos y dolor abdominal.
Puede haber también signos de deshidratación como sequedad de mucosas (escasa saliva), fontanela deprimida, llanto sin lágrimas y taquicardia.
El tratamiento consiste en la reposición de líquidos y alimentación. Se debe mantener una alimentación adecuada para prevenir el daño nutricional, pero también es cierto que el niño con molestia gastrointestinal, suele estar inapetente. Es fundamental preservar la alimentación con leche materna, incorporar carbohidratos complejos (arroz, trigo, papa, cereales), carne magra (pollo), frutas.
En caso de deshidratación si el niño tolera la vía oral se recomiendan las sales de rehidratación oral, que es una solución recomendada por la Organización Mundial de la Salud.
Contiene los electrolitos y azúcares en proporción adecuada para su absorción en el intestino (reponen lo que se pierde con la diarrea).

Siempre es importante que los papás tengan en cuenta las siguientes pautas de alarma:

  • Controlar que el bebé tenga saliva en la boca (si usa chupete que este salga bien mojado).
  • Que haga pis
  • Que tolere los líquidos.
  • Que llore con lágrimas

Y siempre tener en cuenta:

  • Si vomita más de 4 veces por hora
  • Si presenta sangre en las deposiciones
CONSULTAR

NO ESTAN INDICADOS EN PEDIATRIA LOS MEDICAMENTOS ANTIDIARREICOS DE USO FRECUENTE EN ADULTOS.

a
Responder