Reflujo Gastroesofágico en niños. El niño vomitador.

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

Es el escape hacia arriba del contenido del estómago al esófago, o aún hasta la boca, provocando la regurgitación, que es el síntoma más común.
Algunos niños tiene en la boca grumos de leche que vuelven a deglutir (rumiación)
Hay dos tipos de reflujo: fisiológico o normal y patológico o RGE enfermedad

Fisiológico o normal: estos niños tienen reflujo pero están sanos, aumentan bien de peso y tiene un comportamiento normal. Se presentan con más frecuencia en menores de 6 meses. Son producto de la inmadurez y mejoran con el crecimiento.

RGE enfermedad o patológico: el niño no está bien y produce enfermedad con riesgo de complicaciones. ¿Cuándo debemos sospechar que el reflujo es un problema? Escaso aumento de peso o no crece normalmente. Irritabilidad, llanto nocturno. El contenido gástrico es ácido e irrita y quema el esófago. El material regurgitado puede pasar a la vía respiratoria provocando tos a predominio nocturna o enfermedad respiratoria. ¿El RGE enfermedad necesita estudio y exámenes especiales?

La mayoría de los RGE son fisiológicos y no necesitan estudio. El RGE enfermedad necesita realizar distintas pruebas, algunas de ellas de alta complejidad y es el médico quien deberá decidir según los datos clínicos cual es el tipo de reflujo y que tipos de exámenes son necesarios.

Tratamiento

Los cuidados son muy útiles, sencillos y no implican gastos, se pueden implementar en el hogar. Algunos pueden ser difíciles de implementar tal como mantener a un bebé de más de 2 meses en la posición adecuada por un tiempo prolongado. Los medicamentos cuando son necesarios deben ser indicados y supervisados por el médico. Tratamiento en el hogar. Alimentar con porciones de menor volumen. Después de comer evitar moverlo y cambiarlo. Reclinar al bebe ubicando el cuerpo más alto que los pies. Al levantarlo no sujetarlo por el abdomen porque aprieta el estómago y favorece el retorno del alimento hacia arriba. Se debe tener paciencia, el proceso de desaparición de las regurgitaciones puede demorar varios meses.

¿Cuándo necesitan cirugía?

La gran mayoría no necesita cirugía. Las formas más graves y complicadas confirmadas por estudios especiales tales como phmetría y endoscopía; cuyos síntomas y consecuencias no pueden ser controladas con medicamentos necesitarán cirugía antirreflujo. La cirugía que se realiza es para evitar complicaciones graves.

 


Sociedad Argentina de Pediatría

Responder