Informacion acerca de NEUMONIA, iinstructivo para padres y docentes.

La neumonía es una infección de los pulmones que puede afectar a niños de cualquier edad. Puede ser una infección grave en niños pequeños o con trastornos en su sistema inmunitario (defensas del cuerpo…). Predomina en los meses de otoño-invierno. Los agentes causales más frecuentes son los virus y las bacterias.

¿Cuáles son los síntomas de neumonía ?

Pueden variar dependiendo de la edad del niño y el agente causal, pero en general los más frecuentes son:
· Fiebre
· Tos
· Dificultad respiratoria (respiración acelerada o con movimientos profundos del abdomen).
También puede manifestarse con: vómitos, falta de apetito, dolor abdominal o de pecho, color azulado de la piel, palidez.

¿Hay niños con más riesgo?

· Niños nacidos prematuros o de bajo peso
· Niños que no reciben lactancia materna
· Niños que viven en ambientes contaminados (especialmente humo de cigarrillo) o en condiciones de hacinamiento

¿Qué estudios deben hacerse para el diagnóstico?

La radiografía de tórax puede ser necesaria porque indica la ubicación y la severidad de la infección. Es necesaria para confirmar el diagnóstico
Los análisis microbiológicos del esputo (mocos o secreciones) no son necesarios en pacientes que reciben tratamiento en el domicilio.
Los análisis de sangre tienen un valor limitado para diagnosticar neumonía.

¿Qué tratamiento se debe recibir?

Medidas generales
· Abundantes líquidos por boca
· Mantener lactancia materna
· Fraccionar la alimentación si está agitado
· Mantener las fosas nasales permeables limpiando las secreciones con gasas estériles.
· Control de la fiebre con los métodos convencionales (paracetamol,ibuprofeno) baños tibios,paños fríos
· Dormir en posición semisentada
· Los jarabes para la tos no son efectivos ni recomendados en el tratamiento de las neumonías Tratamiento específico
Antibióticos cuando el pediatra lo indique
Respetar horarios, dosis de tomas y la cantidad de días indicados.
Nunca darlos en forma preventiva a otros miembros de la familia

¿Es necesario internarse por neumonía?

· Si la enfermedad empeora o hay intolerancia a los antibióticos.
· Si son niños pequeños (menores a tres meses) o con factores de riesgo.
· Si no puede alimentarse o dormir.
· Si es necesario suministrar oxígeno.
· Si hace pausas para respirar (apneas)

¿Hay riesgo de contagio?

Como toda enfermedad transmisible siempre existe algún riesgo de contagio, el mismo es variable dependiendo el germen que la provoque.
Se recomienda que los niños permanezcan en el domicilio mientras reciben el tratamiento, usen sus propios utensilios y elementos personales que deben higienizarse por separado. Lavarse frecuentemente las manos.
Evitar o minimizar el contacto con las secreciones (los gérmenes se eliminan a través de los mocos con la tos, estornudos, etc) especialmente los pañuelos usados.

¿Se puede prevenir?

Existen vacunas para algunos gérmenes, según el Calendario Nacional de Vacunación en el país: · Vacuna para Bordetella pertussis, Haemophilus influenzae (incluídas en la vacuna cuádruple o pentavalente) · Los pacientes de riesgo deben recibir además otras vacunas especiales: antigripal, vacuna para neumococo. Mantener el calendario de vacunación al día, llevar siempre el carnet de vacunas y consultar al pediatra antes de recibir alguna vacuna o refuerzo

Sociedad Argentina de Pediatría
Responder