El rincón clínico del CPM

El rincón clínico del CPM

La llegada del invierno y su consecuente descenso de la temperatura, trae aparejado un espectro particular de patologías, que son potencialmente prevenibles, en tanto y en cuanto, las tengamos presentes y sepamos arbitrar los cuidados para disminuir o morigerar su incidencia en la salud en general, este grupo de enfermedades son las llamadas

“Infecciones Respiratorias Agudas Estacionales”, (I.R.A.)

Es bien conocido, que el impacto de estas entidades, en función de su frecuencia, obligan a los responsables de la salud, a planificar políticas de comunicación social de tipo informativo, campañas en los centros de salud, hospitales, escuelas, centros barriales, etc. Inclusive reforzar las guardias, (sobre todo las pediátricas), habida cuenta que la consulta de urgencia de estas entidades aumenta en más del 100 %, en la época invernal.
Nuestra intención, es comentar a los lectores de nuestra página, ciertos detalles, respecto a la clasificación, manifestaciones clínicas, formas de prevenirlas y eventualmente tratamiento de las mismas, en síntesis “Refrendar algunas pautas de alarma”, a ser tenidas en cuenta.

Un poco de historia:

El término “Influenza” , como se designa actualmente en general a la enfermedad respiratoria aguda, viene de Italia, en el año 1357, cuyo nombre se acuñó del vocablo “Influenza di Fredo” , (influencia del frío), algunos sostienen que el término se referiría, a la influencia de los vahos de los pantanos, como fuente de contagio; hoy, se conoce que el frío actúa negativamente en estos casos a través de mecanismos muy bien dilucidados, a modo de cita, comentaremos los mas importantes, (no los únicos), entre ellos:

Factores inherentes a las personas:

  • Vasoconstricción en la vía aérea, con la consecuente disminución de secreción de la inmunoglobulina “A”, (factor de protección), (importante por lo tanto cubrirse nariz y boca con bufandas, echarpes, pañuelos, etc.)
  • Inmovilidad de los cilios nasales con el consecuente aumento de la penetrancia de los gérmenes.
  • Edad, (muy frecuentes en menores de un año), extremar cuidados

Factores inherentes al entorno habitacional:

  • Hacinamiento y uso de calefactores que no renuevan adecuadamente el aire
  • Humedad no ventilada
  • Humo de tabaco no ventilado
  • Falta de lavado de manos luego del contacto con personas (sanas o enfermas)

Formas de prevenir:

  • Ventilar diariamente los ambientes
  • Evitar (en la medida de lo posible), la calefacción con alto consumo de oxígeno.
  • Evitar fumar en ambientes cerrados
  • Evitar el exceso de abrigo en ambientes calefaccionados, (abrigarse al salir), (no en el interior si esta calefaccionado)
  • Evitar levantar polvo al barrer, (utilizar paños húmedos)
  • Lavarse las manos después de estar en contacto con las demás personas (no importa que no estén enfermas, podrían ser portadores sanos)
  • Toser cubriéndose la boca (y hacia abajo)
  • Usar pañuelos descartables
  • Lavar la superficie de los objetos sobre los que se haya estornudado (juguetes, etc)

A este grupo de enfermedades se las clasifica de la siguiente forma:

  • Resfrío común Gripe Faringoamigdalitis aguda bacteriana
  • Otitis media aguda
  • Laringitis aguda
  • Bronquitis aguda
  • Neumonía

Signos de alarma:

  • Dificultad para respirar (en cualquier momento del día)
    Fiebre por más de 24 hs. Tos con expectoración (fundamentalmente si la mucosidad es verde) Decaimiento del estado general, sin causa que lo explique
    Pérdida del apetito inexplicable

La mayoría de estas afecciones son virales, (por lo tanto no requieren el uso de antibióticos), (por otro lado el uso indebido de antibióticos puede ensombrecer la evolución de cualquiera de estas afecciones)

Verdades y mitos:

El reposo es fundamental en cualquiera de los casos (Verdad)
Si soy joven y fuerte, no me voy a enfermar (Mito)
Tomo vitaminas, eso, me evita enfermar (Mito)
Esto es propio de esta época del año, (Verdad),
Son dos o tres días y ya está, (Mito, puede terminar en una complicación severa)
Espero hasta mañana, ya se va a pasar, (Mito)
Este año me vacune, no me puedo enfermar, (Mito), (la vacuna antigripal es útil, pero no inmuniza contra todas la afecciones antes citadas) 

Cuando la vacuna antigripal:

Edad 65 años o más Embarazadas 2 do o 3 er . Trimestre
Adultos con patología respiratoria o cardíaca crónica
Personas que hayan estado internadas en el último año por patología metabólica, insuficiencia renal o hemoglobinopatías
Personas inmunocomprometidas (tratamiento oncológico, enfermedades inmunodepresoras, etc.)
El invierno, en los países desarrollados cobra víctimas fatales, sobre todo en la primera infancia, en países como el nuestro ese número de víctimas es más importante aún.
Vaya este comentario a modo de ilustración, para que todos tengamos más a mano la salud, y a mucha distancia la enfermedad.

 

 

Dr. Roberto A. Ocáriz

Responder