Los profesionales tanto de pediatría como de vacunación son excelente y siempre muy bien predispuestos