.

La Sociedad Argentina de Pediatría manifiesta su repudio ante el hecho trascendido en los medios,  en relación a la prohibición que recibió una madre que amamantaba  a su bebé  en una plaza  por parte de las fuerzas de seguridad locales.  Dicho proceder  pone de manifiesto no solo un abuso de autoridad  del personal,  sino un cercenamiento de los derechos básicos de la madre y el niño.  La lactancia materna es un derecho básico de las madres y un componente fundamental del derecho de las niñas y los niños a una alimentación adecuada y segura.

Responder