• 03 FEB 20
    • 0

    Vacunas para Adultos

    VACUNACION PARA ADULTOS: un tema importante al que no siempre se le presta la debida atención.
    Compartimos breve informe. Consulta con tu Médico Clínico.

    Los adultos deben vacunarse? Es una pregunta frecuente que nos hacen en el CPM.
    Compartimos una guía breve de las vacunas disponibles para adultos y en qué caso corresponden aplicarlas.
    Desde ya que este breve informe no reemplaza la consulta con tu Clínico de cabecera para conocer cuáles son las vacunas que vos necesitas de acuerdo a tu edad y situación clínica.
    Pero compartimos una información gral, que creemos será de utilidad:

    GRIPE: Todos los adultos mayores de 65 años deben recibir una vacuna contra la gripe una vez al año. También los menores de esa edad, pero con patologías crónicas o situaciones clínicas específicas. Muchos adultos que nos están incluidos en ninguno de los dos grupos recién mencionados también se vacunan.
    La protección contra la gripe tarda aproximadamente dos semanas luego de la vacunación.

    DPTa (TRIPLE BACTERIANA ACELULAR): Esta vacuna otorga protección contra el tétanos, la difteria y la tos ferina (tos convulsa). Estas infecciones bacterianas se pueden prevenir con una vacuna. Normalmente se administra a los 11 o 12 años. Si no la recibió cuando era niño, la necesita en la adultez.

    DT (DOBLE ADULTOS): Esta vacuna protege contra el tétanos y la difteria. Estas son infecciones bacterianas. Si recibió la vacuna cuando era niño, necesita una dosis de refuerzo cada 10 años. Si no se la ha aplicado por bastante tiempo, désela si ha sufrido una herida o quemadura grave o si esta se encuentra sucia. Todos necesitamos una dosis de refuerzo de DT cada 10 años.

    ZOSTER: Esta vacuna brinda protección contra el virus de la culebrilla. El virus de la culebrilla causa una erupción dolorosa. Se presenta como ampollas que se desarrollan en un lado del cuerpo. A menudo se presentan en la cara o en el torso. Puede causar dolor a largo plazo, incluso después de que la erupción desaparezca. Las personas mayores tienen mayor riesgo de contraer el virus.
    Las dosis deben aplicarse con 2 a 6 meses de diferencia. Te recomendamos que consultes con tu Médico Clínico de cabecera acerca de la necesidad de recibir esta vacuna.

    NEUMOCOCICA CONJUGADA 13 VALENTE: Esta vacuna brinda protección contra la neumonía. La neumonía es una infección bacteriana grave. Se propaga a través del contacto cercano directo. La infección es común en adultos. Además de los niños, se insta a los adultos mayores de 65 años a recibir la vacuna. El médico también puede recomendarle que reciba esta vacuna si padece una afección crónica, como diabetes o EPOC.

    NUEMOCOCICA NO CONJUGADA 23 VALENTE: es otro tipo de vacuna que protege contra las infecciones por Neumococo. Se recomienda cada 5 años para los mayores de 65 años, además de la vacuna Neumocócica Conjugada.

    HPV: Esta vacuna ofrece protección contra el virus del papiloma humano (VPH). Las personas que son sexualmente activas tienen riesgo de contraer el VPH. La vacuna se administra por calendario a los 11 años. Sin embargo, los adultos pueden beneficiarse de recibirla más adelante en la vida. La vacuna requiere tres dosis. Si solo recibió una o dos dosis de niño, todavía es necesaria la dosis final.

    MENINGOCOCO: Esta vacuna proporciona protección contra la enfermedad meningocócica. Esta infección bacteriana afecta el revestimiento del cerebro, la médula espinal y el torrente sanguíneo. Se contagia a través de la tos, los besos y la convivencia en espacios pequeños. Su médico le dirá si debe recibir esta vacuna.

    TRIPLE VIRAL (MMR): Esta vacuna brinda protección contra el sarampión, las paperas y la rubéola. Los adultos nacidos después de 1965 que no acrediten dos dosis de esta vacuna deben recibirla si viajan a zona de circulación del Virus Sarampión.

    VARICELA: Esta vacuna protege contra la varicela. Deben recibir esta vacuna los adultos que no han tenido varicela o que no han recibido la vacuna previamente.

    HEPATITIS B: Esta es una infección hepática. Se contagia por el contacto con sangre y fluidos corporales. Los adultos expuestos a ciertos factores de riesgo deben recibir la vacuna. Los factores de riesgo incluyen trabajos que lo exponen a otras personas con la infección, un diagnóstico de diabetes, enfermedad renal en etapa terminal, enfermedad hepática crónica o comportamiento sexual o de drogas que aumenta el riesgo.

    FIEBRE AMARILLA: si estás por hacer un viaje debes consultar acerca de la necesidad de recibir esta vacuna. Existen Países que no te permiten el ingreso sin el Certificado Internacional de Inmunización.

    Responder →

Photostream